Deterioro cognitivo como factor independiente de riesgo hospitalario: estudio DECOFIRH

FUENTE: Revista de neurología (neurología.com)

Objetivo. El deterioro cognitivo está infradiagnosticado. El estudio DECOFIRH pretende detectar la tasa de deterioro cognitivo no conocido y su impacto en la situación funcional de estos pacientes tras un ingreso hospitalario mediante cuestionarios realizados a un informador.

Pacientes y métodos. Estudio observacional prospectivo realizado sobre una serie de casos, de pacientes comprendidos entre 70 y 85 años, que ingresan en el Servicio de Medicina Interna de un hospital terciario. Se excluyó a los pacientes con diagnóstico de demencia o enfermedades neurológicas graves, así como a los que habían sido hospitalizados recientemente. Los tests empleados en la detección de deterioro cognitivo fueron Alzheimer’s Disease 8 (AD8) e Informant Questionnaire on Cognitive Decline in the Elderly (IQCODE). Asimismo, se evaluó la situación funcional mediante el índice de Barthel en el momento del ingreso y tres meses después.

Conclusión. En nuestra muestra, casi un tercio de los ancianos sin comorbilidades sistémicas o neurológicas graves dio positivo para la detección de deterioro cognitivo según nuestros tests basados en el informador, sin ser éste conocido previamente. El deterioro funcional afecta casi a una cuarta parte de estos pacientes a los tres meses del ingreso.

ARTÍCULO COMPLETO: AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*